CarsMagazine

Scania modernizó Tucumán para las nuevas transmisiones

Dentro de la inversión de USD 45 millones, se instalaron nuevas máquinas para fabricar y exportar componentes de las nuevas cajas. A futuro: ¿destino China?

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@truckmagazine.com.ar

Scania ya fabrica en la Argentina los componentes que integran la nueva generación de cajas de cambios denominada GW. Para ello, la marca sueca modernizó su planta de Tucumán, con más tecnología y conectividad, y nueva maquinaria, en el marco de la inversión de 45 millones de dólares implementada entre 2020 y 2022.

La fábrica en la localidad tucumana de Colombres forma parte del proceso de producción global de Scania. Desde hace varios años, la marca sueca optó por un sistema de fabricación con especialización para cada una de las plantas. Así, en ciertos países se producen cabinas; en otros, motores; y en otros distintos, los componentes de transmisión. Actualmente, Scania fabrica cabinas y motores en Suecia y Brasil, y todo lo relacionado con la transmisión (piezas de cajas de cambios y ejes) en Suecia y Argentina. El esquema global de producción se complementa con líneas de ensamblado final en Suecia y Brasil, y también en Francia y Holanda.

De esta forma, la fábrica de Scania Argentina es una de las dos únicas a nivel mundial especializadas en componentes de transmisión, que actualmente exporta a Brasil y a Suecia, ahora también para la nueva generación de cajas de cambios GW. Se trata de transmisiones más modernas, livianas y eficientes, con dos modelos específicos: G33, para los motores de más de 500 CV, ya disponible en el mercado argentino; y G25, para los impulsores de menos de 500 CV, con lanzamiento previsto en noviembre de este año. Por ahora, las nuevas transmisiones se están incorporando en camiones, mientras que en buses se sumarán desde 2023.

Durante una vista a la fábrica tucumana de la que participó TruckMagazine.com.ar, los ejecutivos de Scania Argentina revelaron que la marca sueca tiene previsto la apertura una gran fábrica en China, para satisfacer la demanda de ese país y la región asiática. Es un proyecto que se concretará entre 2024 y 2025 y que podría significar una gran oportunidad para nuestro país. Todavía no está claro cómo será la estructura de producción en la fábrica china, pero es muy probable que requiera también de componentes de transmisión, lo cual hoy por hoy y como quedó dicho, recae entre la planta sueca y la tucumana.

“Las conversaciones se están desarrollando. No hay aún definiciones, pero seguramente en un corto plazo deberán tomarse decisiones. En Tucumán tenemos toda la tecnología y estamos listos en ese sentido, porque ya estamos fabricando un producto de calidad global. Pero si hubiese una demanda mayor, tendríamos que realizar una ampliación de la capacidad productiva en Tucumán, y eso requeriría de nuevas inversiones. Esperamos tener noticias en un futuro no muy lejano”, admitió Ronaldo Silva, director industrial de Scania Argentina, ante la consulta de este medio.

Volviendo a la nueva generación de transmisiones, desde Scania remarcaron que no se trata de una evolución de las cajas anteriores (GRS905), que estaban cumpliendo una década de vida, sino que son cajas completamente nuevas, desde su concepción. Las nuevas transmisiones, siempre automatizadas, carecen de sincronizados, lo que permitió reducir el tamaño, disminuir el peso y aumentar el torque soportado. Mientras que las cajas anteriores estaban fabricadas entre aluminio y hierro, las nuevas GW tienen su carcaza 100% de aluminio. La G33 reduce su peso en 60 kg y la G25, en 75 kg, respecto de los modelos a los que reemplaza. En términos de eficiencia, Scania segura que reducen hasta 2 ciento el consumo de combustible.

Tanto la G33 como la G25 son transmisiones de 13 + 1 marchas, siendo esta última una “ultra lenta o crawler”, también conocida como “primerísima”. Además, se pueden configurar con hasta 8 marchas de retroceso. Según explico Julián Rosso, jefe de ingeniería de ventas de Scania Argentina, “las transmisiones anteriores tenían como última marcha una directa, pero en esta nueva generación el cambio final ya no es una directa, sino una sobremarcha, precedida de una directa; de esta forma, se logra un consumo más eficiente”.

Para los camiones a gas, que Scania viene comercializando desde el lanzamiento de su nueva generación en 2019, habrá que esperar hasta 2023 para la incorporación de las nuevas transmisiones GW, ya que aún se están realizando pruebas y configuraciones. “Estamos trabajando en la ‘comunicación’ entre los motores a gas, que no tienen nada que ver con los diésel, y esta nueva generación de transmisiones, por lo cual se incorporarán a la oferta recién el próximo año. Lo mismo ocurrirá con ciertas especificaciones diésel para los segmentos de construcción. Incluso para los buses también llegarán más adelante, ya que están en otra fase de evolución mecánica, aún sin la tecnología XPI de inyección de alta presión”, detalló Rosso.

De esta forma, la fábrica de Scania Argentina en Tucumán se mantiene más que vigente y reafirma su rol de “engranaje” clave en el sistema productivo global de la marca sueca. Incluso ahora, con un horizonte que se perfila todavía más auspicioso, con la posibilidad de una exportación a China. ¿Se fabricarán camiones Scania en el gigante asiático con componentes de transmisión orgullosamente argentinos, fabricados y exportados desde Tucumán? Nadie tiene la respuesta aún, pero sin duda sería una gran noticia no sólo para la marca sueca, sino para la industria automotriz argentina. Un tema que habrá que seguir de cerca de aquí en adelante…

Compartir:
Newsletter
CarsMagazine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *