CarsMagazine

Por qué el líquido refrigerante es vital para el motor

Utilizar aditivos originales minimiza el riesgo de averías y reduce costos de reparación y paradas imprevistas. Lo explica Leandro Hernández, de Scania.

Por Patricia Osuna Gutiérrez

Fluido indispensable para el correcto funcionamiento del motor y la prolongación de su vida útil, “la importancia del líquido refrigerante es extremadamente alta”, explicó el director de Servicios de Scania Argentina, Leandro Hernández. Además, en diálogo con TruckMagazine.com.ar, el vocero detalló propiedades de este fluido, por qué prestarle atención a su correcto estado y cuáles son las cualidades del nuevo Coolant lanzado recientemente por la marca sueca.

Las principales propiedades del líquido refrigerante son las siguientes, según explicó Hernández: “Anticongelante, porque impide que se congele el líquido a bajas temperaturas y evita roturas de componentes por la expansión del agua al pasar al estado sólido; y Anticorrosivo, porque evita la corrosión en los diferentes componentes metálicos del motor y la ‘picadura o pinchadura’ de caños. También evita incrustaciones de óxido que dificultan la circulación del refrigerante”. Además, explicó que el líquido “impide el punto de ebullición; es decir, evita la formación de burbujas a altas temperaturas de trabajo y/o baja presión atmosférica”.

Debido a las funciones que cumple el líquido refrigerante, no es conveniente utilizar agua para reemplazarlo. “El agua tiene propiedades de refrigeración, pero carece de las propiedades anticorrosivas y anticongelantes que un motor necesita. Por esto, Scania desarrolla el refrigerante Ready mix (agua destilada + glicol etileno)”, explicó Hernández a este medio.

El cambio de este fluido siempre debe realizarse según el plan de mantenimiento señalado por el fabricante. El director de Servicios de la marca sueca explicó que el refrigerante original Scania dura 600.000 km o cuatro años. Mediante un refractómetro, puede medirse su concentración, que debe estar entre 35 y 50 por ciento. Si un vehículo, bus o motor I&M tiene bajo el nivel de concentración de glicol etileno, es necesario agregar refrigerante para llevarlo al nivel y proporción adecuados.

En todos los servicios de mantenimiento que realiza Scania, el líquido refrigerante es controlado con el refractómetro y a partir del porcentaje de concentración, puede agregarse y/o reemplazarse según su estado. El mismo está incluido en el contrato de mantenimiento.

En el caso de la firma sueca, para cualquier cambio debe seguirse el manual de uso y mantenimiento del camión, bus o motor I&M. Y se ofrece en dos presentaciones: Concentración puro para diluir con agua destilada; y Ready mix, ya diluido en una proporción de 50/50.

Según la configuración y equipamiento, la cantidad de líquido refrigerante que requiere un camión puede variar desde 30 litros hasta 80 litros (volumen total refrigerante Ready Mix -agua destilada + refrigerante). En el caso de Scania, la marca comercializa refrigerantes en presentaciones de uno, 20 y 1.000 litros.

Recientemente y dentro del programa Keep The Quality (ver aquí), Scania lanzó el refrigerante Coolant, debido a que “es un elemento fundamental para prolongar la vida útil de los componentes. Un mantenimiento defectuoso y/o una utilización de un refrigerante fuera de especificación, generará un aumento del costo operativo”, afirmó el director de Servicios.

Este producto ha sido diseñado y desarrollado especialmente para los vehículos y motores industriales y marinos de la firma sueca. “Desarrollamos nuestros productos utilizando una tecnología de avanzada, recursos humanos altamente calificados y cuidadosos procesos de producción, garantizando la inigualable y conocida calidad Scania”, aseguró Hernández.

Además, indicó que los repuestos y aditivos legítimos de la marca escandinava se desarrollan bajo esta misma filosofía. “Y son probados exhaustivamente junto con el resto de los componentes del vehículo para que cumplan los estrictos requerimientos, tanto en términos de funcionamiento y calidad, así como de servicio y confiabilidad. Esta integración brinda a los repuestos y aditivos originales de la marca una ventaja única”, sostuvo.

El representante de Scania afirmó que “utilizando repuestos y aditivos legítimos, el cliente está minimizando los riesgos de averías y por lo tanto, reduciendo los costos de reparación y las paradas imprevistas.

El refrigerante Keep the Quality (KTQ) Scania Coolant proporciona protección frente a la ebullición, congelamiento y corrosión, ayudando así a evitar costosos daños y tiempos de inmovilización.

Este producto ofrece un diferencial en línea con los objetivos de la marca, de ser sustentable. “Nuestro refrigerante es orgánico porque sus aditivos son en base a ácidos orgánicos. Y también es biodegradable porque se descompone con acción de agentes biológicos para convertirse en moléculas sencillas y amigables con el medioambiente”, concluyó.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *