CarsMagazine

Mini Trucks: una tendencia que crece en Argentina

El segmento no sólo avanza en ventas, sino también en producción a nivel local. Son vehículos para la “última milla” en logística, de bajo costo de mantenimiento.

Por Patricia Osuna Gutiérrez y Martín Egozcue

En los últimos años, el segmento de los Mini Trucks viene creciendo fuertemente en la Argentina. Pero no sólo en volúmenes de ventas, sino también en proyectos de fabricación a nivel local. En este último aspecto, las marcas Zanella y Shineray ya producen sus respectivos modelos en el país, mientras que este año se les sumará Changan. Además, hay otras firmas que comercializan Mini Trucks en nuestro país, como KYC y DFSK, aunque en estos casos, como productos 100% importados. A excepción de Zanella, una marca de bandera nacional, todas las demás son de origen chino. Pero para entender mejor la proyección de los Mini Trucks en la Argentina, TruckMagazine.com.ar elaboró este informe especial.z

En 2021 el segmento de los Mini Trucks traccionó bien, incluso un poco mejor que en 2020, y cerró en cerca de 1.200 unidades patentadas. Este tipo de vehículos crece en aceptación y les está quitando ventas a los comerciales livianos de las marcas tradicionales, comentó Martín Torilo, gerente general de CVN Motors, la división automotriz del Grupo Iraola, que no sólo comercializa el Zanella Z Truck, sino que también lo produce en el país desde julio de 2021 (ver aquí).

CVN Motors, en realidad, participa en distintas subcategorías dentro del segmento de los Mini Trucks. Con el Zanella Z Truck, hasta los de 690 kg de carga útil declarada (técnicamente, son 1.300 kg); y con el Foton Aumark TM 1, por encima de los 1.600 kg. “El Zanella Z Truck es nuestro modelo de entrada al segmento, en una subcategoría que es la más amplia en cuanto al espectro de clientes. Para este producto no se necesita carné profesional de conducción, pero al mismo tiempo se está manejando un Mini Truck con capacidad técnica de 1.300 kg”, destacó Torilo.

Ralitor es la empresa que ya comenzó a producir el modelo Shineray T30 en la Argentina (ver más aquí), en diciembre de 2021. Y Fernando Marino, su director, explicó a TruckMagazine.com.ar: “El segmento de Mini Trucks está en crecimiento por las características de este tipo de vehículos, urbanos y de gran maniobrabilidad; por la amplitud de la caja de carga, de barandas laterales rebatibles; la capacidad de carga real en kilos; y también por la economía en consumo. Pero, además, por sus precios muy competitivos”.

En ese sentido, Ralitor apostó por la fabricación a nivel local, en su planta de La Plata, del Shineray T30, en un proyecto que demandó varios años hasta que pudo concretarse, en parte por cuestiones burocráticas ajenas a la empresa. “Este tipo de decisiones, de fabricar localmente un vehículo, no se toman de un día para el otro. En nuestro caso fue un proceso largo: presentamos la solicitud de autorización en enero de 2012, la obtuvimos recién en 2017 y pusimos en marcha la planta industrial en diciembre de 2021”, explicó Marino a este medio. Y agregó: “No olvidemos que Ralitor es una PyME de capital 100% nacional. Invertimos capital propio, producto del giro comercial de nuestra empresa, que involucra también a las marcas de camiones DFM y JMC. Desde luego, nos hubiera gustado hacerlo en menos tiempo”.

Por su parte, en Changan también observan un crecimiento en la demanda de Mini Trucks, que llevó a la marca a tomar la decisión de iniciar la producción local. Será con el modelo MD 201, a partir del segundo semestre de 2022, en una planta localizada en La Rioja (ver más aquí). “Vemos que es un segmento en pleno desarrollo, motivado fuertemente por el cambio en el paradigma de la logística de ‘última milla’. En este segmento hay un alto potencial de crecimiento”, explicó Marcelo Nadale, gerente comercial de Changan Argentina, a TruckMagazine.com.ar.

En este punto, vale mencionar que la marca Changan ya está presente en el mercado argentino y ya viene ofreciendo su familia de Mini Trucks, con el modelo MD 201 en versiones Pickup, Box, Van y Refrigerado, importados desde China. De esas cuatro, la variante Pickup fue la elegida para producirse próximamente en nuestro país. “Changan quiere crecer y desarrollar todo su potencial en la Argentina. Comenzamos importando SUVs, luego incorporamos los utilitarios pequeños y ahora nos encaminamos hacia un esquema industrial que nos permitirá fortalecer la marca y la sustentabilidad del negocio”, señaló Nadale a este medio. “Nos decidimos por el MD 201 por su gran eficiencia en consumo, bajo costo de mantenimiento, confort de cabina y precio muy competitivo”, agregó.

HECHO EN ARGENTINA
Como quedó dicho, el segmento de Mini Trucks se está consolidando en la Argentina y la producción a nivel local ha sido una consecuencia de ese crecimiento, hoy con la fabricación ya iniciada por parte de CVN Motors y Ralitor, y de Changan en los próximos meses. Pero la producción nacional contempla a futuro más modelos en algunos de los proyectos, e implica también un desafío en términos de autopartes.

Ralitor tiene la intención de crecer en producción automotriz. Para eso planificamos fabricar tres modelos: al Shineray T30, sumaremos también los camiones DFM 1216 y JMC N900, que en estos años ya venimos comercializando desde China. Del Shineray T30 ya iniciamos la producción pre-serie y esperamos para marzo incorporar más personal y así incrementar la producción diaria”, detalló Marino.

“Definitivamente, hay una tendencia de fabricación nacional en el segmento de los Mini Trucks”, admitió Torilo, por CVN Motors. “En esa línea, a nuestras marcas Zanella y Foton Trucks se han sumado algunos competidores, ya que hay ventajas para fabricar localmente. Pero, en cualquier caso, es una tendencia que arraiga más los productos, que genera mejor servicio de postventa y también mejora la provisión de repuestos, explicó en términos generales.

Y en lo específico de CVN Motors, una división del Grupo Irola (precisamente, empresa especialista en autopartes), Torilo remarcó: “Nuestra empresa, entre autopartes, motos y vehículos, tiene una fuerte relación y desarrollo de proveedores con China. Parte del Zanella Z Truck llega desde ahí y otra parte es de integración nacional. El firme objetivo de CVN Motors, con el correr del tiempo, es que el porcentaje de autopartes locales vaya ganando terreno en la ecuación del armado”.

En tanto, el proyecto de Changan, con una inversión anunciada de 20 millones de dólares, sigue la misma línea de integración local. “Estamos trabajando junto con los proveedores locales para cumplir con el porcentaje de integración requerido”, explicó Nadale sobre la producción del MD 201 en La Rioja, con una proyección de 2.500 unidades por año.

CLIENTES Y PROYECCIÓN
Ahora bien, ¿quién es el cliente de estos Mini Trucks? ¿Qué busca este usuario y cómo utiliza el vehículo? En ese sentido, los voceros consultados coincidieron en que este tipo de producto es una “respuesta natural” para la distribución urbana.

“Estamos enfocados en brindarle una solución a quien necesita un Mini Truck para la distribución de la última milla”, sostuvo Nadale, por Changan. A su turno, Torilo, desde CVN Motors, consideró que este segmento apunta a emprendedores y empresas de distribución. Y Marino, por Ralitor, consideró que “el perfil de usuario es muy diverso”, aunque admitió que “el 80% de los compradores son cuentapropistas”.

En 2022, el segmento de Mini Trucks seguirá creciendo en ventas en la Argentina. “Esperamos una suba del 15% este año, y desde CVN Motors mantendremos nuestra participación, con nuevos modelos, versiones y actualizaciones”, anticipó Torilo.

A su turno, Marino expresó que en Ralitor esperan que también crezca el porcentaje de unidades producidas localmente. “Nuestra intención es fabricar de 450 a 500 unidades por año. Para ello, tenemos una red de concesionarios desarrollada desde 2009 con nuestra marca de camiones DFM, desde 2012 con los camiones JMC, y desde 2017 para los utilitarios Shineray”.

Finalmente, desde Changan, Nadale sostuvo que “estamos ante un segmento que continuará creciendo por el cambio de paradigma en la distribución y logística, y nosotros queremos ser protagonistas activos de ese crecimiento”.

De esta forma, los Mini Trucks ganan terreno en el mercado argentino. Inicialmente importados desde China, y ahora con tres modelos de producción local, entre Zanella, Shineray y Changan, a los que se suman los mencionados KYC y DFSK. En TruckMagazine.com.ar nos preguntamos: ¿hasta dónde crecerá este segmento? El tiempo, como siempre, traerá la respuesta…

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “Mini Trucks: una tendencia que crece en Argentina

  1. Muy buena opción Shineray T30 con capacidad de carga para 2 Toneladas y la caja mas amplia del segmento ofreciendo relación precio producto mu competitivo.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *