CarsMagazine

Scania lanzó camiones a GNC en Argentina

Con motores de 9 y 13 litros (que también pueden funcionar a GNL) y potencias desde 280 hasta 410 caballos. El ahorro operativo llega al 30% frente al diésel.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@truckmagazine.com.ar

Con el lanzamiento de su nueva generación (ver más aquí), Scania también comenzó a vender camiones impulsados a GNC en la Argentina. La marca sueca ya ofrece en sus concesionarios vehículos alimentados a gas natural comprimido, con motores de 9 y 13 litros, y potencias desde 280 hasta 410 CV. Estos impulsores también pueden funcionar a GNL (gas natural licuado). Con cualquiera de esos combustibles (GNC o GNL), Scania estima que el ahorro operativo llega al 30 por ciento frente a camiones de similares potencias con motorización diésel.

CÓMO ES LA OFERTA
La propuesta de motores a gas de Scania Argentina comprende una opción de 9 litros y 5 cilindros, y otra de 13 litros y 6 cilindros. Ambas plataformas cumplen con la norma anticontaminación Euro 6; es decir, la que hoy rige en Europa, un paso delante de la Euro 5 vigente en el mercado argentino. Ya sea que estos motores funcionen a GNC o GNL, se basan en el sistema EGR de recirculación de gases, por lo cual no necesitan de urea para cumplir con la norma de emisiones.

El motor a gas de 9 litros (5 cilindros) propone dos opciones de potencia: 280 CV (a 1.900 rpm) con 1.350 Nm (a 1.400 rpm), o bien 340 CV (a 1.900 rpm) con 1.600 Nm (a 1.400 rpm). En cualquiera de esas versiones, el impulsor de 9 litros a gas puede combinarse con cabinas P y G. Así, se convierte en una opción pensada para el transporte urbano o interurbano.

Ficha Técnica:
Scania Motor GAS 9 litros
 (click para descargar)

La otra plataforma de motor a gas es de 13 litros (6 cilindros), únicamente en configuración de 410 CV (a 1.900 rpm) con 2.000 Nm (a 1.400 rpm). Así, se convierte en el motor a gas más potente del mercado local. El impulsor a gas de 13 litros puede combinarse con cabinas G y R. De este modo, su aplicación es para transporte de larga distancia.

Ficha Técnica:
Scania Motor GAS 13 litros
 (click para descargar)

Ambos motores a gas, de 9 y 13 litros, son de ciclo Otto, con encendido mediante chispa y bujías. Es decir, no se trata de impulsores diésel convertidos, sino de plataformas concebidas para funcionar únicamente a gas. Según se elija GNC o GNL, Scania equipa al camión con el tanque específico para el combustible indicado, pero el motor es exactamente igual en cualquiera de los casos.

Las opciones de transmisión para los motores a gas son de 8, 12 o 14 velocidades, de operación manual o automatizada con el sistema Optricruise de Scania.

HASTA 30% DE AHORRO
“A nivel operativo, el ahorro económico al utilizar GNC es del 30 por ciento en comparación con el diésel, mientras que en el caso del GNL llega prácticamente a un porcentaje similar”, explicó Julián Rosso, Jefe de Ingeniería de Ventas de Scania Argentina, a TruckMagazine.com.ar. “Además, un motor a GNC genera un 30% menos de emisiones que un diésel, pero si funciona biogás, producido con desechos orgánicos, la reducción de emisiones llega al 90 por ciento”, agregó Rosso.

La elección sobre GNC o GNL dependerá de la aplicación del camión. Para uso urbano o urbano-regional, es conveniente el GNC por la amplia disponibilidad de carga”, explica Rosso, antes de estimar que la autonomía de un camión a GNC “se calcula en aproximadamente 400 kilómetros en el caso de un vehículo de 30 a 35 toneladas”.

En cambio, un camión impulsado a GNL obtiene una autonomía superior, en torno a 1.000 kilómetros, por lo cual este tipo de gas se convierte en el indicado para operaciones de larga distancia.

“Scania está ofreciendo en la Argentina una oferta válida y útil para cualquier tipo de aplicación, no sólo para transporte liviano. El año pasado ya fuimos precursores en América Latina en motores a gas, con seis unidades de la generación anterior de camiones que hoy circulan en Mendoza, y ahora estamos ampliando la oferta a GNC, con distintas opciones de potencia, para que el cliente elija según su necesidad”, destacó Rosso.

Julián Rosso, Jefe de Ingeniería de Ventas de Scania Argentina, junto al motor de 9 litros a GNC / GNL que la marca sueca ya está comercializando en el mercado local.

GNC vs. GNL
El GNC que se utiliza en vehículos (camiones o autos) es el mismo de la red doméstica, pero comprimido a 200 bares de presión y almacenado en tubos de acero. Para un vehículo pesado se necesitan entre 4 y 8 tubos para obtener la autonomía mencionada de 400 kilómetros. La disponibilidad del GNC en la Argentina es muy amplía, ya que prácticamente todos los centros urbanos cuentan con estaciones de carga (de hecho, la Argentina es uno de los países con mayor cantidad de vehículos convertidos a GNC en todo el mundo).

Por su parte, el GNL consiste en el mismo gas natural pero en lugar comprimido, enfriado por temperatura hasta 160 grados bajo cero, lo que lo transforma en líquido. Así, es posible concentrar mayor cantidad de GNL que de GNC en un mismo espacio. Los tubos donde se almacena el GNL son distintos que los de GNC, ya que se trata de tubos térmicamente aislados (somo si fueran un gran termo), para que el GNL se mantenga a la temperatura necesaria hasta durante cinco días, incluso sin ser utilizado.

La traba que hoy encuentra el GNL es que aún no hay estaciones públicas de carga en la Argentina. Actualmente, los vehículos que circulan a GNL en nuestro país pertenecen a empresas que disponen de sus propias instalaciones para la recarga del gas natural licuado. “Por ser el GNL la alternativa más rentable para el transporte de larga distancia, estamos seguros que el desarrollo de las estaciones de carga de este combustible se iniciará en breve, ya que hay muchos interesados en que ello ocurra”, sentenció Rosso.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *