Desafío: ¿puede un Volvo FH16 arrastrar 750 toneladas?

Apoyado en la nueva caja I-Shift de marchas súper reducidas, un FH16 se enfrentó a un reto extremo: recorrer 100 metros transportando 750.000 kilos. ¿Lo logró?

Volvo_Trucks_vs_750_Tonnes_3_lowres

Volvo Trucks realizó una prueba extrema con un FH16, el camión más potente del mundo fabricado en serie, y la nueva transmisión I-Shift con marchas súper reducidas. Dicha prueba tenía como objetivo recorrer 100 metros desde parado arrastrando 750 toneladas, cifra que emula la potencia alcanzada por el motor de 16 litros del camión.

El lugar elegido para realizar la hazaña fue el puerto de Gotemburgo, en Suecia. Allí, 40 containers llenos de repuestos Volvo se colocaron sobre 20 remolques formando un tren de 300 metros de largo. El fin de la prueba era también comprobar la robustez de la nueva caja I-Shift, que incorporó marchas súper reducidas y varios componentes fabricados con materiales de alta resistencia para aplicaciones Heavy Duty (ver aquí).

Volvo_Trucks_vs_750_Tonnes_1_lowres

Por su parte, el Volvo FH16 encargado de transportar semejante tonelaje, además de incluir la nueva I-Shift, fue abastecido con ejes más resistentes que los convencionales, mientras que se reforzó la placa bajo la quinta rueda para soportar la presión sobre el eje motriz. El resto mantenía la configuración estándar de fábrica.

El ensayo contó con un conductor especial: Magnus Samuelsson, ex ganador de la competencia “El hombre más fuerte del mundo” y uno de los referentes en este deporte. El copiloto, en esta oportunidad, fue Brian Weatherley, reconocido periodista especializado en camiones.

Volvo_Trucks_vs_750_Tonnes_10_lowres

Teniendo en cuenta la cantidad y tamaño de los objetos, otras formas de expresar 750 toneladas serían 57 camiones Volvo FH16, 150 elefantes adultos o 4 aviones Boeing 747.

Antes de llevar a cabo la prueba hubo que adoptar varias medidas de seguridad. Por ejemplo, los acoples entre los 20 remolques se revisaron exhaustivamente y se ajustó con precisión la presión de los 204 neumáticos. Luego, uno por uno, se cargaron los 40 contenedores en los remolques, apilados de a pares, uno encima del otro. Además, para lograr suficiente fricción entre los neumáticos y la superficie de la calzada, se colocó una carga de 40 toneladas sobre los ejes motrices.

Finalmente, ¿el Volvo FH16 logró la hazaña? Descubrilo en el siguiente video…

Dejá un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *