Prueba: Mercedes-Benz Vito 111 CDI Furgón

La van de producción nacional llega para ocupar un segmento poco explorado del mercado, con máximos estándares de calidad y seguridad, pero a precios algo elevados.

prueba-mercedes-vito

fede-direnzoPor Federico Di Renzo
federico.direnzo@truckmagazine.com.ar

Bajo el concepto “Querer. Poder. Hacer”, la Vito de Mercedes-Benz llega para ocupar un segmento intermedio dentro de la categoría utilitarios urbanos: es más pequeño que un Sprinter, pero más grande que un Renault Kangoo. Por su agilidad para moverse en la ciudad, y por un nivel de seguridad difícil de encontrar entre los vehículos de trabajo disponibles en Argentina, la marca alemana busca innovar con un producto que se destaca en varios frentes.

Ambiciosa como en todos sus proyectos, Mercedes-Benz ingresa a un segmento poco explorado por los fabricantes, y que de momento tendrá al Expert de Peugeot como único rival de la Vito en el mercado argentino. Su ámbito de trabajo es el urbano, con complementos que colaboran, y mucho, para hacer más sencilla la jornada laboral en la gran ciudad, periplo donde se desenvuelve sin problemas. Lo mismo para aquellos usuarios que deban unir medias distancias, ya que la Vito resulta una herramienta multifacética.

Producida en el Centro Industrial “Juan Manuel Fangio”, en Virrey del Pino –desde donde se exporta a toda Latinoamérica–, las opciones de carrocería disponibles son el Furgón (en cuatro opciones diferentes) y el Furgón Mixto, a la espera de las variantes para pasajeros Combi y Tourer, que llegarán antes de mitad de año. En esta oportunidad, TruckMagazine.com.ar tomó contacto con la variante 111 CDI Furgón V1 sin panel divisor en la zona de carga. Una versión que a enero de 2016 cotizaba a USD 36.980; es decir, $518.000, aproximadamente.

prueba-mercedes-vito02

POR FUERA
En nada se asemeja al Sprinter. La Vito conjuga la típica silueta de furgón pero con líneas de un SUV. La trompa, su mayor reseña en cuanto a diseño, adopta unos faros rectilíneos de moderno estilo y buen poder lumínico (que además se regulan en altura desde el interior), junto a una parrilla de tres barras longitudinales y la gran estrella en el centro.

Afilada, la línea del capot continúa hasta el sector trasero, donde se ubica un portón enterizo sin luneta. En el lateral, se destaca la puerta corrediza del lado derecho y las llantas con una tasa decorativa en el centro. En todos sus flancos, la terminación no pierde la elegancia típica que la casa alemana imprime en sus productos.

De medidas poco comunes dentro de la categoría utilitarios, Mercedes-Benz buscó innovar con un producto que se destaque por su agilidad para moverse en ciudad, pero que supere a la media de los furgones chicos mayormente utilizados como vehículos de trabajo para repartos urbanos.

prueba-mercedes-vito (1)

Como remarcamos anteriormente, es un modelo intermedio, y se presenta con una única longitud de carrocería, una distancia entre ejes y una sola versión de peso bruto total (PBT): el largo total es de 5,14 metros, la distancia entre ejes llega a 3,20 metros, y el peso bruto vehicular alcanza las 3,05 toneladas.

Gracias a su chasis, se destacan la altura y el ancho. Con apenas 1,91 metros de alto y 2,24 metros de ancho (con los espejos desplegados), se convierte en una herramienta muy útil para circular con cargas en pleno tránsito, ideal tanto para flotas como para particulares, sobre todo en aquellos lugares de las grandes ciudades donde la altura máxima no debe superar los 2,10 metros.

 

prueba-mercedes-vito03

POR DENTRO
En su interior es, quizá, donde más se diferencia del Sprinter. La plancha conserva un diseño y practicidad acordes para aplicaciones urbanas: todo a mano y con comandos legibles. Sólo podemos criticar el botón de la baliza, que se distinguiría más si fuese de color rojo. Algo muy útil cuando se necesita descargar mercaderías en esquina y doble mano.

En el centro, un gran equipo de audio abarca prácticamente toda la consola central. Muy completo, posee múltiples conexiones y teclado numérico para llamadas vía Bluetooth. Los portaobjetos, por su parte, se ubican sobre el torpedo y las contrapuertas, de buena capacidad. Aunque a nuestro juicio merecería una gaveta debajo del selector de cambios y una guantera de mayor volumen…

La terminación es digna de mencionar. Con más de 10.000 km recorridos, la Vito que nos cedieron para esta prueba no tenía grillo alguno en sus plásticos. Sólo el portón trasero chillaba al superar un pozo o lomo de burro.

El instrumental resulta austero en cuanto a diseño, pero la serigrafía y disposición de los testigos es excelente. Lo mismo para el ordenador central, que se lee perfectamente incluso cuando la luz de febo ingresa en la cabina. Sencillo, informa sobre diversos parámetros como autonomía, consumo promedio, hora de recorrido, temperatura exterior y medidor de combustible, que está siempre visible.

prueba-mercedes-vito04

También suma el “Shift Up”, que indica en qué momento se debe colocar la marcha siguiente, a fin de economizar combustible. A contramano y siendo poco práctico para el usuario, el comando del ordenador debería ubicarse en el volante, y no sobre el propio instrumental.

La opción Furgón se encuentra disponible con o sin pared divisoria, al mismo tiempo que el aire acondicionado es un elemento opcional. Sin el panel, como en esta unidad evaluada, la caja es amplia teniendo en cuenta sus medias: el volumen de carga alcanza los 6 m³, con un peso máximo a transportar en la zona de carga de 1.225 kg. Nada mal si se tiene en cuenta que un Renault Kangoo, por citar un ejemplo, soporta 800 kg.

En esta zona, la más importante de todo vehículo comercial, el usuario cuenta con una puerta lateral corrediza de 961 mm de ancho y 1.252 mm de alto, lo suficiente amplia como para cargar un pallet de hasta 80 cm x 1,20 m mediante la ayuda de un Clark. Buen despeje de la carrocería que facilita el acceso, con piso bajo, totalmente revestido y ocho ganchos de sujeción.

En la parte posterior, la Vito presenta un portón entero levadizo, que cuenta con una boca de carga de 1,39 m de ancho por 1,26 m de alto. Si bien estéticamente colabora en el diseño armonioso del modelo, no se explica por qué Mercedes-Benz no lo ofrece de serie con el clásico sistema de doble hoja, o al menos como opcional.

prueba-mercedes-vito05

EQUIPAMIENTO
La dotación de seguridad de serie, con el airbag conductor y frenos con ABS en todas sus versiones –tal cual lo indica la ley–, consolida a la Vito como el máximo referente de la categoría furgones, dotado de componentes tecnológicos que superan, incluso, al Sprinter.

Cuenta a bordo con numerosos componentes de asistencia a la conducción, que incluyen el sistema de alerta por cansancio, asistente para viento lateral y ayuda al arranque en pendiente. De reciente generación, el programa electrónico de estabilidad ESP Adaptative 9.i. incorpora también un sistema que detecta el centro de masa y el centro de gravedad, además de contar con los parámetros ya conocidos. Con estas y otras funciones es capaz de reaccionar con mayor sensibilidad y precisión en situaciones críticas.

prueba-mercedes-vito07

Este paquete de sistemas electrónicos también cuenta con EBD (distribuidor electrónico de la fuerza de frenado), ASR (control de tracción), BAS (servofreno de emergencia), ROM (limitación de riesgo de vuelco), RMI (intervención en movimientos desestabilizadores), LAC (control adaptativo de la carga), EUC (control de subvirado) y TSA (sistema de estabilización de remolques).

En el apartado confort, incorpora levantavidrios eléctricos con “one touch”, aire acondicionado según versión, butaca de doble regulación, cierre centralizado a distancia, y un completo equipo de audio con Bluetooth/USB/Aux-in/SD. En el debe, quedan los espejos eléctricos (o al menos un sistema de regulación interna manual de los mismos), y el volante de doble regulación.

AL VOLANTE
Tanto las versiones Furgón como Mixto se ofrecen con una única motorización gasolera. Desarrollada en conjunto con Renault y tomando como base los dCi de la casa francesa, Mercedes-Benz replanteó la transmisión y gran cantidad de componentes. Bajo norma Euro 5 –requiere gasoil Grado 3–, este propulsor turbodiésel con inyección directa common rail enviá los 114 caballos de fuerza al tren delantero mediante una caja manual de seis relaciones.

prueba-mercedes-vito (4)Bien a mano, el selector es un deleite para quien está horas y horas manejando la Vito: vástago corto y recorridos muy precisos. En este apartado también ayuda, y mucho, la butaca, lo suficientemente cómoda y de correcto mullido. El volante, por su parte, conserva un diseño deportivo, de buen grip, pero que en esta versión Furgón no posee regulación alguna.

El conjunto resulta muy eficiente, sin vibraciones transmitidas al interior y silencioso. Sólo la respuesta por debajo de las 1.800 rpm y con carga a tope dan cuenta que estamos frente a un motor de baja cilindrada. Enérgico por encima de las 2.000 rpm, resulta una motorización de un sedán de gama media y no de un furgón, ya que las prestaciones dan fe de que Mercedes-Benz no escatimó a la hora de desarrollar el corazón de la Vito.

En ciudad se desenvuelve con mucha soltura, terreno donde la dirección eléctrica facilita considerablemente las maniobras, con un radio de giro que sorprende en espacios reducidos. En trayectos que invitan al vehículo a unir ciudades, a 80 km/h en quinta marcha viaja a poco más de 2.400 rpm, mientras que al insertar la sexta las revoluciones bajan hasta las 1.750 rpm, logrando un consumo contenido de 4,5 l/100 km. En ciudad, el promedio es de 8 l/100 km.

Durante la prueba, que realizamos en el Centro de Capacitación Profesional de la FPT, en Escobar, TruckMagazine.com.ar cargó a la Vito con unos 650 kilos. Como principal novedad dentro de la categoría, esta van se beneficia de un esquema de suspensión trasera independiente –algo atípico en un vehículo comercial–, desarrollado sobre un eje de brazos oblicuos con su respectivo par de resortes helicoidales y amortiguadores.

prueba-mercedes-vito (2)

En ciudad es amigable con los desperfectos del asfalto, y en ruta viaja como un tren sobre rieles, sin siquiera titubear frente a los vientos laterales. Junto al eficiente esquema, los ABS, EBD y BAS, incorpora frenos a disco en ambos ejes. En este apartado, y con los 650 kg de carga, el poder frenante no fue el que esperábamos. El pedal es esponjoso y de largo recorrido, y los sistemas electrónicos intervienen sólo cuando es necesario.

Sin rivales a excepción del mencionado Peugeot Expert (importado de Francia, con motorizaciones HDI, hasta 1.188 kg de carga, con menor equipamiento y precios desde $386.000), la Vito llega para revolucionar el mercado de comerciales medianos. A 36.980 dólares o 518.000 pesos para esta versión, resulta un valor muy elevado para el nicho al que pertenece. Por otro lado, cuenta con un año de garantía (plazo mejorable sin dudas) y según afirman desde la marca, los intervalos de mantenimiento se realizan cada 20.000 km.

En cualquier caso, la apuesta de Mercedes-Benz es notable. No sólo por la inversión realizada en su planta nacional, sino también por la clase de producto que introduce en un mercado que evoluciona a grandes pasos. Y la Vito, sin duda, es una muestra de ello.

prueba-mercedes-vito (3)

LA BALANZA

Para destacar

  • Calidad general
  • Consumos contenidos
  • Prestaciones y agilidad
  • Equipamiento de seguridad
  • Capacidad de carga
  • Robustez estructural

Para mejorar

  • Posición de manejo
  • Sin doble hoja trasera
  • Presentación caja de carga
  • Precio y plazo de garantía
  • Faltantes de confort

FICHA TÉCNICA

Mecánica
Motor: Diesel, 1.6 litros, 16 válvulas.
Alimentación: Inyección common rail, turbocompresor e intercooler.
Potencia: 114 CV a 3.800 rpm.
Torque: 28,5 kgm de 1.500 a 2.500 rpm.
Tracción: delantera.
Transmisión: manual, 6 marchas.
Supensión delantera: independiente, tipo McPherson, amortiguadores y barra estabilizadora.
Supensión trasera: independiente, con brazos oblícuos, amortiguadores y barra estabilizadora.
Frenos: a disco en las cuatro ruedas, delanteros ventilados (ABS+EBD+BAS)
Neumáticos: 195/65 R16.

Capacidades
Peso en orden de marcha
: 1.825 kg.
Capacidad de carga: 1.225 kg.
Volumen de carga: 6 m3.
Tanque de combustible: 70 litros.

Dimensiones
Largo/ancho/alto:
5,14/2,25/1,91 m.
Distancia entre ejes: 3,20 m.
Largo caja de carga: 2,83 m.
Ancho caja de carga: 1,69 m.
Alto caja de carga: 1,39 m.

Dejá un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *