Prueba: Hyundai H100 en Argentina

Analizamos al utilitario de 1.300 kg de carga, que evoluciona en mecánica, capacidad y equipamiento, pero con faltantes comparativos, por 29.800 dólares.

prueba-hyundai-h100-argentina-1Probamos el H100 con 1.000 kg de carga, casi al tope de su capacidad máxima.

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@truckmagazine.com.ar
Fotos: Martín Lübel
Agradecimiento: Fundación Profesional para el Transporte

Si buscabas conocer en detalle al Hyundai H100 en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos al renovado utilitario de la marca coreana, de hasta 1.300 kg de carga neta, que propone mejoras en mecánica, capacidades y equipamiento. En exclusiva, TruckMagazine.com.ar lo probó en el predio de la Fundación Profesional para el Transporte en Escobar (más info aquí) para descubrir, en detalle, cuál es su propuesta.

La versión que evaluamos del H100 fue la tipo pickup, con caja de carga, cuyo precio vigente a junio de 2017 es de 29.800 dólares. Hay otra variante tipo chasis, sobre la que puede colocarse una caja paquetera o frigorífica, por USD 28.500. Ambas versiones ofrecen motorización turbodiésel de 2.5 litros y 130 CV, con transmisión manual de seis velocidades.

Importado desde Corea, el H100 es un utilitario concebido para reparto urbano y transporte de corta distancia, que en el caso de la versión tipo pickup amplió un 36% su capacidad de carga, gracias a que la caja creció 35 cm de largo, hasta 3,11 metros (de ancho tiene 1,13 metros y en altura, 35 centímetros). Dotada de tres puertas rebatibles, la caja incluye de serie cubre-canto de goma. Además, posee ganchos externos para fijación de carga, cadena de sujeción de portón trasero, manijas de apertura y cierre rápido, barra de protección de cabina, y escalón lateral y trasero para facilitar el acceso. La caja viene montada desde fábrica y está respaldada por la misma garantía del resto del vehículo: 3 años o 100.000 kilómetros.

Una de las evoluciones que presenta el renovado H100 está en la motorización. Se trata del impulsor turbodiésel de 4 cilindros y 2.5 litros, con 130 caballos a 3.800 rpm. Esto implica un 30% más de potencia que en el anterior H100 comercializado en Argentina. La transmisión también es una novedad en el modelo: manual de seis velocidades, con un selector de recorridos cortos y precisos. La tracción es trasera, con rodado dual.

El motor del H100 ofrece muy buena respuesta en baja, producto de un torque que aflora en su máximo esplendor (255 Nm) desde sólo 1.500 rpm y que se mantiene estable hasta 3.500 rpm. Incluso con carga parcial, esto permite doblar una esquina en tercera marcha, sin necesidad de un rebaje. En autopistas, circulando a 100 km/h en sexta velocidad, el motor gira a apenas 2.300 rpm.

En términos de consumo, durante la prueba realizada la ecuación arrojó en torno a 10 litros cada 100 kilómetros, aunque esto dependerá siempre del estilo de conducción y de la densidad del tránsito, lógicamente además de las condiciones de carga. Como está configurado bajo norma de emisiones Euro IV, este motor debería poder funcionar sin problemas con gasoil de Grado 2, sin necesidad de cargar Grado 3, que resulta más costoso. Pese a eso, Hyundai Argentina recomienda, como norma en todos sus vehículos diésel, la utilización de gasoil Premium.

Con dirección hidráulica y buen radio de giro, el H100 es fácil de conducir en la ciudad y dócil en autopistas. A su vez, al transitar sin carga por superficies desparejas o calles empedradas, notamos un confort de marcha superior al del Kia K2500, el modelo casi gemelo del H100 de la otra marca del grupo automotor coreano (ver prueba aquí). Esto podría deberse a que el rodado trasero del H100 es de 13 pulgadas, mientras que el del K2500, de 12 pulgadas.

En seguridad, el H100 se destaca por la incorporación del Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), un ítem diferencial en este segmento de vehículos comerciales a nivel local debido a que aún no es obligatorio por ley (el K2500 también lo incorpora).

Por su parte, la dotación de confort del H100 contempla aire acondicionado y calefacción; columna de dirección regulable en altura; asiento del conductor con respaldo reclinable, desplazamiento longitudinal y regulación lumbar; alzacristales eléctricos con “one touch” descendente para el conductor; y tapizado en cuero sintético, entre otros.

El H100 se percibe como una herramienta noble, robusta y confiable para el trabajo diario, apoyada en el respaldo de una marca con amplia trayectoria en el mercado argentino, con una sólida red de concesionarios y un adecuado servicio de postventa.

Sin embargo, es inevitable la comparación directa del H100 con el K2500, sobre todo considerando que la diferencia de precio es de apenas 100 dólares (el utilitario de Kia, en versión con caja, cotiza precisamente a USD 29.900).

Tanto en seguridad como en confort, el K2500 propone una serie de ítems de equipamiento que no ofrece el H100. Por ejemplo, airbag para conductor, un elemento que no es obligatorio en los camiones y utilitarios de carga en Argentina, pero que Kia incluyó en su producto. Además, el K2500 se diferencia por incorporar sensores de estacionamiento traseros, espejos retrovisores dobles con gran angular en la zona inferior, cierre centralizado a distancia, respaldo rebatible de la plaza central con portaobjetos-posavasos, y equipo de audio de serie (el H100 sólo ofrece de serie la pre-instalación de audio, con antena, parlantes y cableado; y en el concesionario se puede agregar, con costo adicional, un equipo multimedia como el que tenía la unidad que probamos).

Por si todo aquello fuera poco, el K2500 también ofrece dirección eléctrica (más suave y confortable en el tránsito urbano y también más eficiente en consumo); motorización Euro V (que si bien obliga a utilizar gasoil Grado 3 permite reducir consumos y emisiones); y una capacidad de carga, homologada por Kia, de 1.500 kg (frente a los 1.365 kg que declara Hyundai).

Desde Hyundai Argentina no se desentienden de las diferencias de equipamiento que surgen de la comparación entre el H100 y el K2500, y las justifican en el precio más elevado de su producto en fábrica. “Si le agregamos más equipamiento al H100, se dispararía el precio al público y quedaría fuera de rango frente a su competidor. Hoy por hoy, la configuración para comercializarlo a un valor competitivo es la que estamos ofreciendo”, explican.

En definitiva, Hyundai sabe que hay un público fiel a la marca y varios usuarios del H100 que estaban esperando esta actualización del producto, lanzada en Argentina a comienzos de 2017. Un renovado H100 que, incluso con faltantes comparativos frente a su rival directo, no deja de representar una apreciable evolución frente al modelo al que reemplaza. Y así, es bienvenido al mercado como una atractiva opción de este segmento.

FICHA TÉCNICA (*)

Mecánica
Motor: diésel / 2.5 litros / 4 cilindros / 16 válvulas
Alimentación: turbocompresor e intercooler
Potencia: 130 CV a 3.800 rpm
Torque: 255 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm
Transmisión: manual de 6 velocidades
Tracción: trasera

Chasis
Cabina:
tres plazas, techo bajo
Largo/ancho/alto: 5,17/1,74/1,97 m
Distancia entre ejes: 2,64 m
Dirección: con asistencia hidráulica
Suspensión delantera: independiente, con doble brazo trapezoidal, espiral y barra de torsión o estabilizadora
Suspensión trasera: resorte de hojas laminadas semi-elíptico y amortiguador hidráulico tipo telescópico de acción simple
Frenos: delanteros a discos, traseros a tambor
Rodado delantero: 15 pulgadas
Rodado trasero: 13 pulgadas, con duales
Tanque de combustible: 65 litros
Combustible: Grado 3

Pesos y capacidades
Carga neta:
1.365 kg
Largo de caja: 3,11 m
Ancho de caja: 1,63 m
Alto de caja: 35 cm
Superficie de caja: 5,06 m2
Peso en orden de marcha: 1.715 kg
Peso Bruto Total: 3.040 kg

(*) Para más detalles, descargar la ficha técnica aquí.

prueba-hyundai-h100-argentina-2Con triple puerta, la caja permite cargarlo desde el lateral. ¡Gracias a Horacio!

prueba-hyundai-h100-argentina-3Con la carga asegurada con sunchos, controlamos todo antes de salir a girar.

prueba-hyundai-h100-argentina-4El H100 llega importado desde Corea y compite contra su “primo”, el Kia K2500.

prueba-hyundai-h100-argentina-5Mide 5,17 metros, con una caja de 3,11 metros de largo y 5 m2 de superficie.

prueba-hyundai-h100-argentina-6Rodado dual atrás, de 13 pulgadas. Caja de herramientas, un diferencial del H100.

prueba-hyundai-h100-argentina-7Cubre canto de goma, para proteger la caja y sobre todo, que no se raye la carga.

prueba-hyundai-h100-argentina-8Uno de los escalones laterales (son dos) para facilitar el acceso a la caja de carga.

prueba-hyundai-h100-argentina-9Además, escalón posterior, para acceder también más fácil a la caja desde atrás.

prueba-hyundai-h100-argentina-10Tanque de gasoil en posición resguardada, de 65 litros de capacidad.

prueba-hyundai-h100-argentina-11Doble auxilio: 15 pulgadas para adelante y 13” para atrás (en el K2500, 15” y 12”).

prueba-hyundai-h100-argentina-12Simple acceso a los fluidos. El H100 tiene faros antiniebla (diferencial vs. K2500).

prueba-hyundai-h100-argentina-13Motor turbodiésel 2.5 de 130 CV y 255 Nm, debajo del asiento del acompañante.

prueba-hyundai-h100-argentina-14Butaca de regulación longitudinal, respaldo reclinable y volante ajustable en altura.

prueba-hyundai-h100-argentina-15Correcta presentación interior, con materiales de calidad, como en todo coreano.

prueba-hyundai-h100-argentina-16Instrumental claro y completo, con computadora de abordo que indica autonomía.

prueba-hyundai-h100-argentina-17Caja manual de seis velocidades. Tan suave y precisa como la de un automóvil.

prueba-hyundai-h100-argentina-18El H100 no tiene airbag conductor. No es obligatorio, pero el K2500 sí lo ofrece…

prueba-hyundai-h100-argentina-19El equipo de audio es un opcional en el H100, lo que obliga a un cargo adicional.

prueba-hyundai-h100-argentina-20La tecla que más valoramos: Programa Electrónico de Estabilidad, ítem de serie.

prueba-hyundai-h100-argentina-21Plaza central fija. En K2500, en cambio, se reclina el respaldo para portaobjetos.

prueba-hyundai-h100-argentina-22Hyundai H100: herramienta noble, robusta y confiable, pero con faltantes comparativos.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *