Prueba: Ford Cargo 1729 4×2 Chasis AT

Con 290 caballos y la incorporación de una caja automatizada, el nuevo semipesado del óvalo llegó para cubrir un espacio poco explotado en el segmento.

prueba-ford-1729-5Analizamos la versión chasis 4×2, para aplicaciones urbanas y de corta y media distancia. Un modelo totalmente versátil.

Si buscabas una prueba del Ford Cargo 1729 en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos en detalle al semipesado de la marca del óvalo, que llega con una potencia intermedia y poco frecuente en el segmento a partir de la entrada en vigencia de la norma Euro 5 en el mercado local.

La versión testeada por TruckMagazine.com.ar fue la 4×2 Chasis, en cabina normal, dotada de un propulsor Cummins de 6 cilindros, 6.7 litros y 290 CV, asociada a la nueva transmisión automatizada Torqshift de 10 velocidades. El contacto, en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata, se realizó con la unidad sin carga, ya que aprovechamos el evento para clientes y prensa especializada que Ford ofreció junto al concesionario Simone Camiones (ver aquí) en dicha locación.

Proveniente de Brasil, el lanzamiento oficial de este producto se concretó a comienzos de 2016, momento en que Ford presentó en Argentina la nueva gama de vehículos comerciales bajo Euro 5, la cual permitió expandir la oferta de la línea Cargo en el mercado local. Entre ellos, este 1729 llega para ocupar una franja de potencia antes desconocida, ubicándose entre los 1723 (230 CV) y 1933 (334 CV).

Concebido para aplicaciones como reparto urbano o bien para transporte de cargas voluminosas de corta y media distancia, el Cargo 1729 posee una capacidad máxima de tracción (CMT) de hasta 38 toneladas, y un peso bruto total (PBT) de casi 17 toneladas. Características que en esta variante chasis son más que suficientes para cubrir diversas aplicaciones en llano.

Dentro de la renovada familia semipesada de Ford, el principal actor es el 1729, que además de incorporar una nueva cadena cinemática, presenta como principales novedades una lista de elementos de serie que reflejan el compromiso del óvalo con sus clientes. Entre ellos, aire acondicionado, alzacristales y espejos eléctricos, cierre centralizado, nuevas butacas más confortables, suspensiones de cabina reformuladas, control crucero, control de tracción y frenos ABS y EBD.

Otro de los apartados donde Ford decidió dar un gran salto es en la transmisión. La gran novedad llega de la mano de Eaton, fabricante que desarrolló la caja automatizada Torqshift de 10 velocidades disponible en esta versión. A su vez, también se puede optar para la opción manual, de 9 marchas.

Debido a que resultó ser uno de los camiones más solicitados por clientes para realizar el test drive en el autódromo platense, no tuvimos la posibilidad de girar más de dos vueltas al circuito. Allí, la nueva motorización expresó en cada curva el aumento en el torque y la potencia, amén del bajo ruido emitido y las vibraciones que se vieron disminuidas en comparación con la generación Euro 3.

Se trata de un nuevo desarrollo de Cummins de 6.7 litros, que eroga una potencia máxima de 290 caballos y un torque de 951 Nm a partir de las 1.200 rpm, que envía la tracción al eje trasero de origen Meritor de reducción simple. Como en toda la familia de modelos Cargo 2016, el encargado de cumplir con la ley antipolusión es el sistema SCR (reducción catalítica selectiva) que inyecta urea, proveniente de un depósito de 50 litros, dentro del catalizador, con el fin de reducir los gases contaminantes.

La unidad probada contaba con la mencionada caja automatizada Torqshift. Sin grandes sobresaltos en el pasaje de cambios al circular en “D” (directa), la caja sorprende por su fácil utilización, y cuenta con un modo “L” (low), específico para “trepar” en accesos con pendientes pronunciadas y carga a tope. Al igual que algunos automóviles de Ford, el comando para efectuar el pasaje manual-secuencial consiste en dos teclas ubicadas en la parte interna del vástago, con los símbolos “+” y “-”.

Similar a su hermano 1723 en la mayoría de aspectos estéticos interiores y exteriores, la unidad en llamativo color rojo pertenecía a una configuración chasis (4.800 mm entre ejes) con cabina normal. La misma permite una distancia libre para carrozado de 6,42 metros. Ideal para, por citar un ejemplo, transportar cargas refrigeradas en ciudad, si bien resulta una configuración muy utilizada para traslado de granos.

En materia de confort se destacan la cabina con suspensión independiente con cuatro nuevos puntos de apoyo y un logrado aislamiento acústico y térmico. El puesto de mando no difiere del resto de la familia Cargo, y se aprecia el trabajo de Ford en busca de la comodidad del usuario: andar más suave y confortable.

Al volante, el nuevo instrumental brinda la información necesaria. Dotado de mayores testigos, el check control de la unidad y el medidor de urea son piezas fundamentales en esta nueva generación de productos bajo norma Euro 5.

La posición de manejo también se vio beneficiada en este 1729. La butaca del conductor, de nueva manufactura, responde al modelo extra-confort, con suspensión neumática y alivio rápido de presión para facilitar tanto el ingreso como egreso del 1729. A su vez, el alivio de presión también cuenta con memoria: al sentarse nuevamente en la butaca, la misma retorna a la última configuración.

A diferencia de la anterior generación, la butaca posee mayores controles por teclas, tales como el siempre bienvenido ajuste lumbar. Por último, se incluye la suspensión horizontal o “aislador”, que absorbe las sacudidas en pena fase de frenado, y cuatro ajustes de amortiguación diferentes, uno de ellos específico para el ajuste de altura.

La plancha, por su parte, apenas se ve modificada, y conserva su entorno sencillo pero práctico, junto a una buena cantidad de portaobjetos. Sobre todo aquellos situados en las contrapuertas. Buena nota para la amplia regulación de la columna de dirección, que posee sistema neumático tanto en altura como en profundidad.

Desde la división de vehículos pesados de Ford Argentina afirman que la nueva gama de camiones redujo el consumo en hasta un 5%, al mismo tiempo que las prestaciones se vieron aumentadas gracias a las nuevas mecánicas con mayor torque disponible en el rango verde.

Dotado de un amplio abanico de elementos de serie a nivel confort y seguridad, el Cargo 1729 desembarca con una relación precio-producto tentadora para el usuario local. En opciones rígido y tractor, en cabina normal o dormitorio, y con la nueva opción de caja automatizada, se muestra con un producto versátil capaz de cubrir gran parte de la demanda del transportista argentino.

prueba-ford-1729-4La capacidad máxima de tracción es de 38 toneladas. Apenas 5.800 kg de tara.

prueba-ford-1729-8El espacio a carrozar de este 1729 chasis es de 6,42 metros.

prueba-ford-1729-6La línea exterior no se vio modificada en esta nueva generación Euro 5.

prueba-ford-1729-7El depósito de urea es de 50 litros. En la opción tractor, alcanza 90 litros.

prueba-ford-1729-12Sin grandes cambios en el interior. El equipamiento se vio incrementado.

prueba-ford-1729-11El comando de la caja Torqshift es de fácil manipulación. También cuenta con modo manual-secuencial mediante una botonera.

prueba-ford-1729-3El control de tracción y el cruise control, también de serie en toda la gama Cargo Euro 5.

prueba-ford-1729-9El nuevo instrumental aporta un chek control y un completo ordenador multifunción.

prueba-ford-1729-13Butacas nuevas. La del medio se rebate y se utiliza como portaobjetos.

prueba-ford-1729-10La renovada butaca suma suspensión neumática y múltiples regulaciones.

prueba-ford-1729-1La opción de 290 CV abre la puerta a un nuevo sub-segmento.

FICHA TÉCNICA (*)

Mecánica
Motor: Cummins / 6.7 litros / 6 cilindros / 24 válvulas
Alimentación: inyección directa common rail con gerenciamiento electrónico
Potencia: 290 CV a 2.300 rpm
Torque: 951 Nm entre 1.200 y 2.100 rpm
Transmisión: automatizada Torqshift de 10 velocidades
Diferencial: de reducción simple; relación 4,10:1
Tracción: 4×2

Chasis
Cabina: normal
Distancia entre ejes: 4.800 mm
Suspensión delantera: ballestas parabólicas, con amortiguadores y barra estabilizadora
Suspensión trasera: ballestas semielípticas y auxiliares parabólicas, con amortiguadores
Frenos de servicio: a tambor, con sistema antibloqueo ABS
Frenos auxiliares: freno motor electrónico, tipo mariposa
Tanque de gasoil: 275 litros, de plástico
Tanque de urea: 50 litros

Pesos y capacidades
Tara: 5.809 kg
Peso homolgado en eje delantero: 6.000 kg
Peso homologado en eje trasero: 10.800 kg
Peso Bruto Total (PBT): 16.800 kg
Carga útil (carrocería incluida): 10.991 kg
Capacidad Máxima de Tracción (CMT): 38.000 kg

(*) Datos correspondientes a la unidad evaluada por TruckMagazine.com.ar. Puede incluir equipamientos opcionales. Para más detalles, descargar la ficha técnica oficial aquí.

Dejá un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *