Para Hino, el servicio de postventa empieza antes de la venta

A través de un “Soporte Total”, la marca del Grupo Toyota brinda asistencia a sus clientes desde el momento en el que se acercan a un concesionario.

hino-argentina-postventa

A partir de su llegada a Argentina, Hino hizo mucho hincapié en el servicio de postventa que ofrece a sus clientes. La marca del Grupo Toyota entiende que es un aspecto fundamental para sostenerse con éxito en el mercado y por eso propone una serie de cuestiones específicas para las personas que confiaron en sus vehículos.

Hino habla de “Soporte Total” porque pone un vendedor especializado a disposición de todo interesado que se acerca a un concesionario oficial. Y una vez llevada a cabo la compra, asesora a los carroceros para entregar el vehículo completo homologado, ofrece el servicio Hino Transformaciones Certificadas (único en el país), capacita choferes, brinda disponibilidad completa de repuestos y cuenta con un 0800 para atender los requerimientos de sus clientes y asesorarlos para mantener el valor agregado en una futura reventa.

“La compra de un auto es pasional. En cambio, la de un camión es racional. Apunta a la productividad, a cumplir un fin específico. Por eso es clave entender la necesidad del comprador: cuántos kilos va a transportar, cuántos kilómetros va a recorrer, cuán productivo debe ser su trabajo. Es fundamental lograr la customización del vehículo acorde a la misión que deba cumplir. Eso se logra con el asesoramiento al cliente antes de la venta”, explicó el Field Service Manager de Hino, Marcelo Forte.

Una vez que el cliente adquiere el camión, comienza la etapa de entrenamiento para los choferes. Hino les explica todo lo que tiene el camión y les brinda una guía para hacer la inspección diaria. Además, hay dos jornadas de curso en la FPT para trabajar en una conducción segura y económica. “Desde Hino conocemos el camión y cómo sacarle el mejor provecho”, añadió Forte.

Por su parte, el Gerente de Servicios de Bainorte, Gustavo Hillen, comentó que “el vehículo hace su primera visita al concesionario para un diagnóstico de la unidad luego de los primeros 30/45 días de uso”. Y agregó: “Si encontramos alguna desviación en la utilización del camión, coordinamos con el cliente una capacitación en su domicilio o en nuestros talleres”.

“Con las visitas posteriores se establece un vínculo natural con los choferes y se pueden encontrar patrones de uso que se evalúan por medio de chequeos electrónicos y también por el desgaste que presente el camión o la flota. El camión habla por sí mismo”, explicó Hillen. El cliente tiene la posibilidad de hacer un ranking de sus mejores choferes a partir de estas evaluaciones, con el objetivo de destacar al que desgaste menos cubiertas y frenos, consuma menos combustible y tenga menos incidentes.

Por último, Hillen sentenció: Si un camión no funciona, el cliente pierde plata. Por eso la estrategia de Postventa de Hino se centra en la profesionalización del segmento de los livianos monitoreando los servicios, disminuyendo sus costos operativos y enseñándole a llevar a cabo el plan de mantenimiento”.

hino-argentina-postventa-2

Dejá un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *