Mi Flota Volkswagen, según Degacor

VW Argentina retomó la serie de entrevistas a clientes de la División Camiones y Buses. Esta vez el turno de una firma referente en el rubro construcción.

vw-degacor-1

Tan sólo pasó una década desde aquellos primeros pasos, distribuyendo materiales a los pequeños corralones del Interior, a la actualidad. Dario Deganelo y Sergio Corsaro lograron hacer de Degacor una de las empresas referentes del rubro de la construcción. Su flota de camiones Volkswagen fue sin duda clave para llevar a cabo este exitoso negocio.

Después de la crisis de 2001 había que animarse a emprender nuevos proyectos. Deganelo y Corsaro, que poseían una historia habiendo trabajado en otras empresas del rubro, apostaron por crear su propia iniciativa y utilizando las primeras sílabas de sus respectivos apellidos, pusieron en marcha Degacor. Como mayorista de materiales para la construcción, la firma distribuía, hacía logística de ruteo y descargaba en unos 150 corralones del interior de la provincia de Buenos Aires, en un radio de 600 kilómetros.

“En ese momento teníamos un fletero contratado que con su semirremolque cargaba hacia el recorrido, descargaba, cobraba y volvía a la base en Morón, que entonces era una tercera parte de lo que es ahora”, recuerda Corsaro, actualmente Vicepresidente de la Cámara de Corralones.

Degacor nació con el auge de la construcción después de un mercado deprimido por la devaluación. La confianza que se ganaron de los clientes los animó a ir por más. “Por cuestión financiera cambiamos. Crecimos como empresa. Ser mayorista nos demandaba mucho en valores y había una necesidad de caja chica. En 2005 empezamos a atender clientes de mostrador y a grandes constructoras. Así nuestro negocio se dividió por tres: la distribución a corralones (que con el tiempo se fue dejando de lado), creció la venta directa por mostrador y atendimos y asesoramos obras de gran magnitud”, remarca uno de los socios de Degacor.

vw-degacor-3

Fue en esa transición que la necesidad de una flota con características específicas llevó a Deganelo y Corsaro a apostar por los camiones Volkswagen. “Habíamos empezamos con un Dodge 500, después tuvimos un Ford 700 y hasta un MB 312. Después adquirimos otro MB, un 1620, para abastecimiento. Pero cuando tuvimos que crecer definitivamente, nos quedamos con los Volkswagen. Primero nos cerró por precio pero después, porque descubrimos su performance, con un motor muy bueno y un chasis robusto. No nos equivocamos. Así de un VW Worker 13.180 en 2006, pasamos a un VW Worker 17.220 en 2008 (se adquirieron dos más) y posteriormente, sumamos dos VW Constellation 17.250”, cuenta Corsaro.

Trabajar con material grueso, de muchos kilos, en trayecto de mediana distancia requiere de camiones fuertes, ágiles y con un costo operativo beneficioso. “Queríamos camiones que no se detuvieran por roturas, aun bajo las altas exigencias, y fue un acierto. No hemos tenido problemas. Nuestros choferes tampoco los maltratan, por el contrario los cuidan mucho. Vale destacar el tren delantero, los elásticos, el motor que es muy noble… En general es el producto ideal para nuestro trabajo”, asevera Sergio mientras posa junto a ellos en su sede de Ituzaingó.

Las aplicaciones de cada camión Volkswagen están bien definidas: los Constellation 17.250 son cabezas tractoras que realizan abastecimiento llevando mercadería a la reventa: cemento, ladrillos, cerámicos, paletizado, etc. Dos 17.220 equipan las grúas volcadoras y cuentan con un tercer eje balancín. Son los encargados de abastecer las obras en Capital Federal, Zona Norte, Oeste y Sur. El tercer Worker de 220 CV es quien “ayuda” a cubrir la demanda donde hubiere más trabajo de momento.

“Estamos moviendo, por camión, unas 50 a 60 toneladas diarias cubriendo todo el GBA y hasta un radio de 600 km con los Constellation. Con el material que se transporta estamos abasteciendo hoy unas 50 obras grandes: edificios, torres, clínicas. Menos hormigón, nos encargamos de las mamposterías y la provisión de los áridos, ladrillos, hierros, etc. Constantemente actuamos en la obra asesorando y recomendado productos ya que por momentos, ante los faltantes, se buscan materiales alternativos para concluirlas”, agrega Sergio.

vw-degacor-2

El movimiento y salida de un material específico depende del momento de ejecución de obra, las que tienen un año de plazo. Si bien con la flota actual parece suficiente, Degacor tiene proyectado para mediados de 2014 incorporar más camiones Volkswagen. “Si la vorágine de la construcción continúa sostenida necesitaremos una unidad más para el abastecimiento y otra para la entrega. Dependerá todo del régimen de despacho. Tengo que destacar que tanto el Constellation como el Worker son productos espectaculares, que no tienen problemas. Los hemos manejado con Darío y la experiencia nos brindó sensaciones de un poderío total. El rendimiento, el confort, la visibilidad que otorga un camión frontal, la maniobrabilidad que necesitamos por trabajar en pleno centro y sitios reducidos con camiones de 9 metros de largo, obliga a ser muy precisos… Los choferes están muy contentos con los camiones. Ninguno se siente defraudado”, detalla Corsaro.

Los camiones completan entre tres a cuatro vueltas por día según horarios de tráfico y zonas de abastecimiento. Así alcanzan entre unos 5.000 o 6.000 kilómetros, los camiones de entrega, y hasta 8 mil los semis de larga distancias. “Los 220 o 250 caballos de potencia son suficientes. Pensamos y analizamos, en algún momento, en probar con un Constellation 19.320. Lo analizamos y el consumo establecido no hacía la diferencia. Hoy con el 17.250 estamos entre 36 a 38 litros cada 100 km y era lo que esperábamos”, elogia.

El movimiento de los camiones por los depósitos es constante. En Morón, con una superficie 8.000 m2, y en Ituzaingó, con 3.000 m2, el stock se estiba, se llenan bolsones de áridos, piedras, arena y cascote. La base de Degacor en la zona Oeste es clave para sus operaciones.

Finalmente, Sergio Corsaro no duda en afirmar que la relación con la División de Volkswagen Camiones es muy buena. “Mi corazoncito siempre ha estado vinculado con la marca desde mis autos particulares hasta los camiones de la empresa. A Degacor, Volkswagen nos brinda amplias satisfacciones y los productos no nos han defraudado, ni en precio ni en performance”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *