CarsMagazine

FADEEAC: “Regionalizaremos los problemas del transporte”

La nueva conducción, presidida por Mario Eliceche, planea dividir al país en cinco o seis zonas para atender de forma más efectiva las necesidades del Interior.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@truckmagazine.com.ar

Al momento de presentar su nueva conducción (ver aquí), desde FADEEAC expusieron el objetivo de crear una institución “más amplia y federal”, que esté focalizada en las problemáticas de las distintas regiones del Interior del país. Sobre dicho hilo conductor, TruckMagazine.com.ar dialogó en exclusiva con Mario Eliceche (foto), el nuevo presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas. Desde la sede de Sánchez de Bustamente 54, en el barrio porteño de Almagro, el nuevo presidente de la FADEEAC recibió a este medio para una entrevista donde expuso los principales objetivos de la flamante conducción…

– ¿Cómo será el enfoque de la nueva conducción de FADEEAC sobre las problemáticas que afectan al sector del transporte en la Argentina?
-En su concepción, FADEEAC es una institución federal porque tiene presencia, a través de 51 cámaras de transporte, en el Interior del país. Pero esa concepción federal debe ser complementada con políticas regionales. Tenemos un país muy extenso, con realidades muy distintas. Por ejemplo, una provincia como Jujuy tiene una realidad distinta de Tucumán, aunque sólo estén a 350 kilómetros de distancia. Por esa razón, estamos proyectando dividir al país en cinco o seis regiones, para agrupar a las cámaras de cada región que tengan problemas y realidades parecidas, y atender regionalmente a esos problemas. La anterior conducción no tenía esta regionalización y los problemas sólo se planteaban en el Consejo Federal, pero allí se perdía el foco de cada uno de ellos. En ese sentido, también hemos reflotado la Secretaría del Interior de FADEEAC, que consiste en una persona que se ocupe de este enfoque regional, que viaje regularmente a cada zona del país para elaborar un reporte de situación. Esto es algo que en algún momento se hizo en FADEEAC, pero no en el último tiempo, y lo queremos reflotar…

– ¿Cuáles son las temáticas de la agenda de FADEEAC en el corto plazo?
– En lo inmediato, estamos dialogando con el Gobierno Nacional sobre el precio del combustible, para tratar de federalizarlo. Porque no puede ser que a 1.000 km de Buenos Aires el combustible sea un 10% más caro. Esta situación deja fuera del mercado a quien opera en esa zona de mayor costo de combustible. Después está el tema de los peajes, que sufrieron un gran aumento y que impacta muy de lleno en el costo del transporte. También estamos viendo con el Gobierno cómo dividir la carga fiscal. La disparada de costos ha sido muy fuerte y hoy los márgenes de rentabilidad son negativos. La mayor parte de las empresas de transportes, que son familiares, hoy se están comiendo su capital de trabajo. Por esa razón, urge salir de esta zona de riesgo de pérdida de empresas, y así se lo planteamos al Gobierno. Podríamos, por ejemplo, tomar un porcentaje mayor del impuesto al combustible; en lugar del 45%, tomar un 80% como ocurre con las PYMES en Chile. Otro tema en análisis es el costo de patentes, que en la provincia de Buenos Aires tuvo un aumento del 50 por ciento. Por último, estamos en contacto con el gremio para ir encontrando acuerdos para el convenio. Será un año duro, pero tenemos buena comunicación con el Gobierno y el gremio…

– El incremento de los costos para al autotransporte de cargas superó el 60% en 2018, por encima de la inflación, que llegó al 48 por ciento. ¿Qué lectura hace FADEEAC de esa situación y qué escenario imagina para este año?
– La realidad es que el sector del transporte no pudo trasladar a sus tarifas el 48% de inflación, y menos aún pudo hacerlo con el 62 por ciento de incremento de costos que sufrió el sector. Ahora estamos viendo qué ocurre con la cosecha, para ver si al menos el sector del cereal resulta favorecido. También esperamos ver si la construcción se reactiva. En definitiva, estamos atentos a que el país arranque. Algunos hablan del primer trimestre, pero yo pienso que no será hasta el segundo trimestre, con suerte y viento a favor. Y cuando hablo de “arranque” me refiero a estar un poco mejor que ahora, porque es empezar a recorrer un largo camino… La realidad es que el panorama para el país es complicado y para nuestro sector, más aún, con el incremento de costos ya mencionado que sufrimos en 2018. Por eso, pensando en este nuevo año, hoy nos preocupa más cómo hacer para recomponer la tarifa del transporte antes que ver qué inflación tendremos este año. Primero tenemos que recuperarnos del golpe sufrido en los 12 últimos meses. Habrá que usar mucho el ingenio…

– De la gestión anterior de FADEEAC, ¿hay proyectos que siguen adelante en la nueva conducción?
– Sí, y uno de ellos es la continuación de la obra en el predio de Escobar. Se está construyendo un gran salón para usos múltiples, que permitirá organizar eventos empresariales, presentaciones para las terminales, y que también recibirá a las oficinas de la Fundación Profesional para el Transporte. La FPT pasará a operar desde Escobar, mientras que FADEEAC mantendrá su sede en Almagro. El final de esta obra está previsto para octubre de 2019, pero luego habrá que equipar y colocar el mobiliario, por lo cual estimo que estará todo listo para los primeros meses del próximo año.

– Respecto de la Fundación Profesional para el Transporte (FPT), el brazo académico de la FADEEAC, ¿habrá novedades en la oferta académica?
– Otro de los ejes en los que trabajaremos es en potenciar a la FPT, que ya tiene un muy buen trabajo realizado. Hoy por hoy, estamos terminando un nuevo desarrollo para el simulador de manejo junto a la Universidad de Tandil. Y hay otros proyectos en carpeta, que no puedo adelantar aún, pero que tienen que ver con brindar capacitación en conducción en otro tipo de vehículos, más allá de transporte de cargas y autoelevadores.

– Por último, desde una visión más personal, ¿cómo encara el desafío de presidir a la FADEEAC?
– Yo llego a la presidencia de FADEEAC por la confianza que las federaciones depositaron en mí. Vengo de Chubut, del sector de cargas refrigeradas, congeladas y secas de alimentos, de la CELTAP, una federación que ya tiene ocho años de antigüedad. Tengo mucha experiencia en esto y ante todo, creo que soy una persona creíble. Ese es el capital más grande que tengo. En mi función de presidente de FADEEAC, lo importante es tener sentido común para poder leer la necesidad del sector, y para armar un equipo que nos permita ir saliendo del lugar donde estamos. Pero les pedí a mis colegas la paciencia necesaria, porque la ansiedad a veces te termina matando. El desafío es muy grande y el abanico de problemas es muy variado. Pero le estamos dedicando muchas horas diarias de trabajo a todo esto. Tenemos un equipo totalmente nuevo en FADEEAC y un proyecto a dos años, con posibilidad de reelección. La idea es que siempre corran aires frescos, porque aquí se gestiona y se gobierna a través de un equipo, que siempre debe estar por encima de las personas…

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *