CarsMagazine

El día que hice de “mecánico” (y en equipo con mujeres)

En mi casa sólo cambio lamparitas. Pero terminé arreglando un camión, un bus y un motor. Fue en el primer Press Top Team del mundo que organizó Scania.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@truckmagazine.com.ar

Al principio, pensé que en Scania se habían vuelto locos. ¿Yo haciendo el trabajo de un mecánico? Justo yo, que en mi casa –ya lo admito sin vergüenza– sólo cambio lamparitas. Para todo lo demás, en mi caso siempre es mejor recurrir a gente idónea. De esa que no corre riesgo de lastimarse cuando tiene una pinza o un destornillador en la mano.

Pero Scania me insistió y me propuso sumarme a la competencia “Press Top Team”. Es la primera de ese tipo que organiza la marca a nivel mundial. Sí, en Argentina. Una suerte de desafío entre periodistas que arrancaba con una prueba técnico-mecánica. El formato está inspirado nada menos que en el “Top Team” que Scania organiza a nivel nacional, regional y mundial. Por supuesto, ahí con los mecánicos de verdad. Y que este año ya tiene un equipo ganador a nivel local que sueña con llegar a la final mundial en diciembre, en Suecia (ver aquí).

La cita fue el miércoles 18 de abril, bien tempranito, a las 9 de la mañana, en la sede de Scania Argentina en Grand Bourg. Allí nos recibió Gustavo Schön, Responsable de Prensa y Comunicaciones de la marca. Primero nos contó en detalle cómo sería la competencia –que no iba a terminar ahí ni ese mismo día– y de qué forma se armarían los equipos. Por sorteo. Sí, al estilo del Mundial de Fútbol. Sacando bolillas una por una, con papelitos con el nombre de cada medio, se armaron tres equipos: Blanco, Negro y Azul. Me tocó en este último con Patricia, Laura y Liliana. ¡Sí, tres mujeres! Y enseguida pensé: “Listo, no podemos perder”.

Patricia (Mujer y Automóvil), Laura (Supertruck) y Liliana (El Expreso TV) le metieron tal empuje y entusiasmo a todo esto que fue imposible no seguirles el ritmo. Al principio no sabía muy bien hacia dónde íbamos, ya que por momentos –se imaginarán– hablaban las tres al mismo tiempo y bueno… me retumbaban un poquito los oídos. Pero al final de cuentas, el equipo Azul cumplió en tiempo y forma con los tres desafíos técnicos de esta primera etapa del Press Top Team.

La primera prueba consistía en solicitar asistencia remota para un bus a través de Scania Assistance. El vehículo tenía un fusible quemado y no arrancaba. Y adivinen… ¡Lo cambié yo! O sea, ya puedo decir que aprendí a cambiar algo más que lamparitas. Pero obviamente, fue un trabajo en equipo con las chicas. Sin ellas, jamás hubiese llegado a tiempo a encontrar el fusible quemado. Y todo gracias a la ayuda que el operador de Scania Assistance nos brindó en cuestión de minutos, vía telefónica.

A esa altura, pensaba: “No era chamuyo lo que Scania nos dijo hace un rato, sobre que esto iba a permitirnos conocer, en primer persona, cómo es el servicio que brinda la marca”. Desde luego, un call center de asistencia remota no es algo exclusivo de Scania. Sus competidores directos también lo ofrecen a nivel global. Pero el “Press Top Team” nos permitió experimentarlo en una situación (casi) real. El bus no arrancaba de verdad (Scania le había colocado un fusible quemado a propósito) y mi equipo –teniendo a un completo inútil para estos menesteres como soy yo– había logrado solucionar el problema en cuestión de minutos.

Lo que siguió, literalmente, fue todo de las chicas. El segundo desafío consistía en cambiarle la correa a un motor de generación de energía. De esos que, acoplados a un grupo electrógeno, pueden darle electricidad a decenas de casas de familia. Pero me corrijo: no era la correa, eran las correas… “Cuando era chica veía cómo mi papá le cambiaba la correa a su Fiat 600”, dijo una de mis compañeras. “Zafamos: hay alguien que tiene algo de idea…”, pensé. “Chicas, yo arranco respondiendo las preguntas técnicas del cuestionario y ni bien termino, me sumo para ayudarlas”, les dije, haciéndome el desentendido. Es que en cada desafío, además de cambiar el fusible o colocar la correa o lo que fuera, había que responder unas preguntas en base a información que debíamos explorar desde una computadora, utilizando el software de diagnóstico de Scania.

La cuestión es que me concentré en eso y cuando a los dos minutos terminé y levanté la cabeza, las chicas ya estaban terminando de colocarle las ¡dos correas! al motor. Yo sólo les di una mano al final, tomando la herramienta para tensar las correas y asegurarnos que ningún dedo saliera lastimado. Ahí, en ese instante, tomé conciencia de que estaba integrando un verdadero equipo. Y entendí lo otro que nos había dicho Scania. “Acá el individualismo no sirve, esto se logra en equipo y es uno de los valores que rigen en la compañía y desde luego, en el Top Team”. Otra vez, la teoría y el concepto abstracto, aplicados a la realidad.

El tercer desafío fue, tal vez, el más simple de todos. O al menos así me pareció. Ahora era con un camión que ingresaba al taller con una falla en el sistema de frenos. Tuvimos que obtener, por diagnóstico remoto, el origen de la falla antes de que el camión arribara. En cuestión de minutos y con una serie de códigos, ya sabíamos qué teníamos que reparar, qué piezas necesitábamos y cuánto íbamos a demorar. Y así sucede en la vida real. Cuando un camión está yendo a un concesionario con una falla, remotamente el concesionario puede detectar el problema y estar listo para repararlo en tiempo récord, como si fuera una parada en boxes en la Fórmula 1. Y eso, lo sabemos muy bien todos, es maximizar la rentabilidad. Un camión parado no es negocio. Debe estar en la ruta todo el tiempo y detenerse lo mínimo imprescindible.

Pero como les conté al principio, el “Press Top Team” de Scania no terminaba ahí, en la etapa técnica. Todo esto continuará el viernes 27 de abril en el predio de la FADEEAC en Escobar, donde tendremos que… sí, conducir. Como los conductores profesionales, los que participan del “Scania Driver Competitions” (ver aquí), saldremos a la pista con dos misiones básicas: lograr una conducción lo más eficiente posible (es decir, con el mínimo consumo de combustible) y realizar maniobras en espacios reducidos. Todo eso, con el reloj corriendo, como siempre.

El equipo Azul está motivado. Como imagino que habrán hecho el Negro y el Blanco, nosotros ya tenemos nuestro grupo de chat interno donde por estas horas nos damos aliento para ir por todo en la segunda fase del “Press Top Team”. Lo importante es divertirse, por supuesto. Pero claro, ahora también queremos ganar. Y eso es lo que estas competencias de Scania despiertan en sus participantes. Los mecánicos del “Top Team” y los conductores del “Driver Competitions” salen por todo, siempre. Y eso, estoy seguro, los hace ser cada día mejor en lo que cada uno realiza. Lo nuestro es un juego, sin duda. Pero ya a esta altura me deja en claro que es una gran forma de fomentar la autosuperación y el trabajo en equipo. ¿Resultado? Para la vida real, mejores mecánicos, mejores conductores y clientes más satisfechos. No es poca cosa…

Para ver cómo sigue la competencia, utilizá el hashtag #PressTopTeam y seguí al equipo Azul en las redes sociales:

Martín Egozcue: @TruckMagazineAR
Patricia Osuna: @MujerYAutomóvil
Laura Labayen: @SupetruckAR
Liliana Orciani: @ElExpresoTV

Gustavo Schön, de Scania, nos dio la bienvenida. Y todo lo que dijo era posta: íbamos a experimentar, en primera persona, cómo son los servicios de la marca.

Tres equipos de periodistas, listos para el primer Press Top Team. Una competencia inédita para Scania en el mundo, que se estrenó en Argentina.

“¿Dónde me metí? Voy camino al papelón del siglo”, pensaba acá. Por suerte, las chicas lo hicieron todo bien (sí, cuesta admitirlo un poco pero –esta vez– fue así).

Con Patricia, de “Mujer y Automóvil”, me enfoqué en responder las preguntas teóricas para asegurarnos primero esos puntos. ¡Gracias por la paciencia, Pato!

La competencia determinará al equipo ganador por sumatoria de puntos pero también, por tiempo. El que lo haga todo bien y más rápido será el ganador.

¿Cómo piensan que terminó esto? ¡De maravillas! Laura (“Supertruck”) y Liliana (“El Expreso TV”) ya son la gran revelación del primer Press Top Team.

Si la solicitábamos, el juez podía darnos ayuda para colocar las correas, pero se penalizaba con quita de puntos. Por supuesto, ni locos pensábamos hacerlo.

Ahora a concentrar para la segunda etapa del Press Top Team. Vamos a manejar camiones en la pista de FADEEAC. Scania, ¿estás 100% seguro de hacer ésto?

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “El día que hice de “mecánico” (y en equipo con mujeres)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *